Universal AJAX Live Search

Retículas, sección aurea y composición.

La esencia del diseño es comunicar..." Puede que esta afirmación suene ya muy conocida y obvia para nosotros los comunicadores y diseñadores gráficos, no obstante es muy común - a veces tanto que pareciera ser algo normal - ver a tantos diseñadores, teniendo serios problemas con la composición, es decir, con el acomodo y distribución de los elementos, y que terminan (o empiezan) por mover los elementos por todos lados probando las combinaciones posibles hasta "sentir" que su diseño se ve bien.

Retículas, sección aurea y composición.

La Escuela de Atenas de Rafael Sanzio

Uno de los elementos necesarios para la buena comunicación, es tener bien en claro lo que queremos y necesitamos decir; si no se tiene claro esto, difícilmente podrá ser entendido el mensaje. Uno de los componentes escenciales para la buena comunicación en el lenguaje gráfico es la composición, la cuál debe de llevar un razonamiento lógico y no ser determinada por la inspiracón.

Es cierto que en el diseño llega un punto en el que el buen gusto es el que nos ayudará -solo en parte- a decidir cuando un trabajo está terminado y no habrá que ponerle -ni  quitarle- nada. Sin embargo el comienzo de todo el proceso debe de estar regído por principios teóricos lógicos. ¿Cuantos diseñadores no han realizado trabajos que se han basado al 100% en el "feeling"?

He oido a diseñadores quejarse de personas que diseñan y que ni siquiera pasaron por una educación formal en diseño. Sin embargo no encuentro grán diferencia entre una persona que diseña por "feeling" y un diseñador gráfico que tiene los conocimientos y nos los utiliza. Hagamos memoria y recordemos los años en la universidad... recordemos la sección aurea, o mejor aún comprendamosla, y si no es mucho pedir, ¿recordamos como utilizarla?, y ¿la utilizamos acaso?.

 

Diseñar retículas con base en principios tan básicos como la regla de los tercios o la sección aurea no se traduce solamente en "hacer más bonito tu diseño", sino en incrementar legibilidad de él.


Existen teorías acerca de que la manera de medir la estética de las cosas tiene su base en patrones numéricos que se encuentran en la naturaleza, como en las medidas y proporciones del cuerpo humano o en las hojas de los arboles, algunas plantas y en los animales. Teorías como la sección aurea derívan de este principio, y han sido aplicados por cientos de años al arte, arquitectura y otras expresiones artísticas como una forma de composición. Desde los tiempos de Platon, Miguel Angel y Da Vinci, los estudios realizados demostaban que los objetos y diseños creados con este principio son más estéticos y comodos para el hombre, para la vista y su uso, se crea así un lenguaje "natural" que los sentidos y el cerebro comprenden fácil y eficientemente.

Pero la composición no es solo hablar de sección aurea, si no hacer un buen uso de las retículas (las que pueden tener su origen en la sección aurea), comprendiendo las relaciones de proporción entre objetos, y buen uso de espacios blancos, ya sea en proyectos de web, interactivo, impresos y demás, incluso desde una tarjeta de presentación. Las retículas son una forma estandar de organizar los objetos visualmente de forma lógica y justificada, deben de ayudar al diseñador a tener un buen acomodo visual, pero sobre todo debe de servir a los usuarios o lectores; una retícula que justifica el trabajo del diseñador pero que confunde y dificulta la comprensión del objeto diseñado no servirá de nada. Tan sencillo como si el encargado de la tienda de discos ordena los títulos de forma que solo él comprenda y no por genero u orden alfabetico, de nada servira si la gente no encuentra lo que anda buscando; el orden tiene que ser comprendido por el cliente o usuario y no solo por el diseñador. Utilizando guias y retículas adecuadas, la comunicación entre tu diseño y la audiencia será siempre la adecuada.

Uno de los principios de composición más sencillos pero efectivos es llamado la regla de los tercios -muchos de los que sepan o estudien fotografía saben bien de lo que hablamos-, que no es sino dividir nuestro espacio de trabajo en tres partes iguales, tanto horizontal como verticalmente. Es una técnica y forma sencilla de aproximarse lo más posible a la sección aurea.

Diseñar retículas con base en principios tan básicos como la regla de los tercios o la sección aurea no se traduce solamente en "hacer más bonito tu diseño", sino en incrementar legibilidad de él. Siguendo estas reglas encontrarás la solución a algunos problemas de composición que pudiste haber tenido en el pasado, y que "harán sentir" que tu diseño se ve bien.

No hay mucho nuevo en esto o por lo menos nada que un diseñador no deba de saber, sin embargo en la práctica se ha ido perdiendo mucho el uso de estos sistemas de composición. Dicen que con la experiencia y el paso del tiempo el diseñador suele acostumbrarse o educar el ojo para "calcular" la sección aurea y así bien colocar los elementos de su diseño sin tener que trazar una retícula, y es esta la excusa que muchos dan para la no utilización de reticulas. Puede que tengan o no la razón, sin embargo son los detalles y la correcta aplicación de los principios "básicos" de diseño lo que hace la diferencia entre los buenos diseñadores y los mejores.

Sección Aurea en Adobe Illustrator

En pocos pasos veremos como trazar en Illustrator la sección aurea y no tener pretexto así para no utilizarla en cualquiera de tus próximos proyectos.

Traza un cuadrado con la herramienta Rectangle Tool, de preferencia y para mayor facilidad es aconsejable que tengas activada la opción de Snap to Grid (y obviamente la retícula visible), ambas localizables en el menu View.

Retículas, sección aurea y composición.

Traza un círculo que tenga como centro la parte central inferior de tu cuadrado. El circulo debe coincidir con las dos puntas superiores de tu cuadrado como se muestra en la imagen.

Retículas, sección aurea y composición.

Una vez que hecho esto deberás trazar un rectángulo que comience por la esquina superior derecha de tu cuadrado, que tenga la misma altura que tu cuadrado y que interceda a lo ancho con el círculo.

Retículas, sección aurea y composición.

Borra el círculo que creaste anteriormente y tendrás definida tu sección aurea, formada por el cuadrado y rectangulo que trazamos. Continúa formando cuadrados en cada uno de los rectángulos como lo muestra la imagen.

Retículas, sección aurea y composición.

Después solo crea las líneas curvas con la herramienta Arc Tool de manera que atravieses los cuadrados de esquina a esquina y vayas formando una espiral como se muestra en la imagen.

Retículas, sección aurea y composición.